¿Cuál es el futuro para las empresas?


Los modelos de negocio para las empresas del futuro están en proceso. Una empresa que no puede reinventarse y desarrollar un modelo de negocio viable no tiene futuro en absoluto: se desvanecerá y morirá. Estamos en medio del cambio y, como dijo Peter Drucker, donde hay cambio, hay oportunidad. Los que no pueden ver la oportunidad solo ven las amenazas. El futuro comienza ahora.


Un mundo conectado


Cada generación se cree testigo de los mayores trastornos de la historia. Pero esta creencia es cuestionable. ¿Cómo podemos comparar la invención de la imprenta con la Revolución Industrial o el surgimiento de Internet? En este caso, lo que podemos hacer es identificar algunas de las características de los cambios que están teniendo lugar ahora, y pensar cómo y por qué dan forma a los negocios, el gobierno y la sociedad.


Las fuerzas que impulsan el cambio hoy están vinculadas a la tecnología, particularmente a aquellas de información y comunicación, como se discutió en capítulos anteriores. Incluso a expensas de la repetición, es vital discernir los lineamientos de este cambio, porque hoy el cambio en sí es diferente de los desarrollos liderados en años anteriores.


El cambio tecnológico es impulsado por cuatro fuerzas. Primero, la movilidad: una explosión en el número de puntos de contacto con Internet. Todos están conectados, en cualquier lugar, en cualquier momento. El mundo conectado abarca no solo a las personas sino también a las cosas. Todo tipo de dispositivos en todo tipo de lugares "hablan" entre sí.


La facilidad de conectividad se multiplica en la "nube". La información ya no descansa en un solo lugar (aunque hay un sentido físico en el que todavía lo hace): es accesible en todas partes. Cualquier información que pueda necesitar está disponible en cualquier punto de contacto. Siempre está conectado y tiene acceso a la información.


Esta fuerza puede parecer lo suficientemente poderosa en sí misma. Pero, lo que es más, permite diferentes usos de la conectividad. Las personas son seres sociales y desarrollan sus conexiones a través de las redes sociales. No solo se conectan: se comunican, interactúan, se influyen mutuamente. Las redes sociales y las conexiones de banda ancha nos permiten compartir fotos y videos, chatear con nuestros amigos y participar en debates.


El cambio tecnológico es impulsado por cuatro fuerzas. Primero, la movilidad: una explosión en el número de puntos de contacto con Internet. La facilidad de conectividad se multiplica en la "nube".


El tejido de conexiones, interacciones e información genera grandes cantidades de datos en una forma no estructurada. Esta información nos permite descubrir qué quieren los consumidores, qué compran, qué hacen. Hay mucho que podemos aprender sobre cómo mejorar nuestro rendimiento, proporcionar servicios e interactuar con los usuarios. Este es el mundo de Big Data: el estudio analítico de grandes cantidades de información para mejorar la forma en que vivimos.


Cuando vemos estos cuatro elementos en combinación, lo que visualizamos no es solo un mundo conectado: también encontramos que una mayor conexión mejora la interacción. La información que compartimos aumenta exponencialmente la "densidad digital".


La densidad digital requiere de un aumento en el número de conexiones entre agentes, como un aumento en el grado de interacción y el volumen de información que comparten. Cuando estos elementos se unen, crece la "densidad digital", lo que dispara el potencial de cambio. El impacto de la densidad digital abarca todos los sectores de actividad. Sin embargo, ese impacto puede ser amortiguado por el entorno regulatorio específico.


Cuantas menos restricciones regulatorias existan en la red de conexiones, mayor será el impacto. El aumento de la densidad digital abre la puerta a la innovación en los modelos de negocio. Este es un campo de batalla emergente en un mundo competitivo.


El modelo de negocio


Vamos a empezar desde el principio. ¿Qué es un "modelo de negocio" y por qué se ha vuelto más importante hoy en día?


Un modelo de negocio es la lógica de la empresa, la forma en que crea y captura valor para sus partes interesadas. Por lo tanto, los modelos de negocio siempre han existido y siempre existirán.


Un ejemplo extraído de una época pasada puede ayudarnos a comprender este concepto, la lógica subyacente mediante la cual una empresa "gana dinero". Piense en los primeros días de la fotografía y, específicamente, en la compañía Kodak. Hubo un tiempo en que la fotografía estaba en manos de profesionales que creaban imágenes en blanco y negro sobre una superficie de vidrio.


En 1883, George Eastman inventó un nuevo proceso que, según él, era revolucionario: transferir el complejo proceso químico de la fotografía a un medio menos delicado y más fácil de manejar: rollo de película, primero hecho de papel y luego de plástico. Esto marcó la aparición del rollo de película fotográfica tal como lo conocimos hasta la revolución digital. Pero el invento de Eastman, por grandioso que fuera, no pudo despegar. La calidad no era tan buena como la obtenida por el método convencional, por lo que los profesionales le echaron de menos a la nueva tecnología.


Pero Eastman perseveró. Se dio cuenta de que, si bien su innovación era de poca utilidad para los fotógrafos establecidos, podría ser de interés para una categoría de consumidores diferente, hasta ahora desatendida. Pensó que muchos hogares querrían conmemorar los eventos familiares con sus propias manos, de manera fácil y económica; recurrir a un fotógrafo profesional se convertiría en la excepción. Pero vender esta idea al público exigió un modelo de negocio diferente.


Primero, Eastman tuvo que poner a disposición una cámara barata y fácil de usar que utilizara la nueva tecnología basada en carretes. Esto fue algo que demostró ser capaz de desarrollar. En segundo lugar, tenía que haber una cadena de tiendas donde la gente pudiera comprar la cámara y los carretes fotográficos, y obtener sus fotografías reveladas.


Para poner en práctica estas ideas, en 1888 Eastman fundó Kodak y creó una amplia cadena de servicios que a lo largo de los años se extendió por todo el mundo. Los rollos de película y los servicios de desarrollo estuvieron disponibles en todo el planeta.


¡El futuro está en las manos de las innovaciones tecnológicas!


4 vistas
SECCIONES
Portal Distribuidor
© 2019 RG Consulting. Todos los derechos reservados.
WhatsApp-float.png