Facilitando la migración a la nube


La gestión de las actividades financieras de los negocios ha estado pasando por constantes cambios, y en el peor de los casos, sufriendo los cambios si no se adapta a los mismos. Quienes están conscientes de la importancia de la adopción tecnológica como un aliado y no como un enemigo son quienes están en vanguardia e incluso, se han vuelto líderes de las tecnologías de información y comunicación.


Con una visión de futuro, estos líderes han reconocido la necesidad de que las empresas tengan una mayor flexibilidad en cuanto a los métodos que usan para su eficiencia y productividad, al igual que su agilidad para escalar sus servicios de forma rápida y poder ofrecer nuevos servicios y bienes al mercado rápidamente.


El resultado de esto es un gran abanico de aplicaciones como lo es la base de datos, por ejemplo. Las aplicaciones más antiguas no fueron diseñadas con el objetivo de aprovechar la escalabilidad y la capacidad de respuesta al crear aplicaciones usando microservicios, contenedores y demás. Sin embargo, con el paso del tiempo, los mercados se han ido amoldando a las tecnologías y se ha facilitado la transformación tecnológica.

La industria financiera responde a las nuevas necesidades del cliente


Las industria financiera ha respondido a las necesidades de los clientes al considerar cómo trasladar las cargas de trabajo críticas a la nube. Por años han existido dudas sobre la adopción de la nube en la gestión financiera y sobre la seguridad de los datos almacenados en la misma. Sin embargo, esto se ha visto mejorado con el pasar de los años y las industrias han mostrado un interés por las arquitecturas híbridas muti-cloud para las empresas, que, de acuerdo a distintas encuestas, las empresas emplean estrategias con estas arquitecturas.


Los bancos han sido impulsados a invertir en la tecnología digital


Otro aspecto que ha dado fuerza a la migración hacia la nube es el impulso que han tenido los bancos a invertir fuertemente en tecnología de banca digital ya que esta tiene un rol fundamental para la experiencia del cliente.


La forma en que las personas consumen servicios y bienes han cambiado y los clientes de la banca no están exentos de estos, por lo que se ha creado una competencia significativa entre los bancos retadores digitales y los proveedores de servicios de pago en línea; lo que ha dado como resultado que los bancos tradicionales sigan el paso y traten de mantenerse competitivos cada día para poder cumplir con las expectativas de los clientes respecto a sus servicios. Esta necesidad de mantenerse competitivos los ha llevado a adoptar también a adoptar estas nuevas arquitecturas tecnológicas como la multi-cloud.


Junto con el advenimiento de la banca abierta y una mayor necesidad de análisis predictivos y en tiempo real, la necesidad de seguir siendo competitivos está impulsando a las instituciones financieras a adoptar una arquitectura moderna para poder cumplir con los requisitos y expectativas de sus usuarios.


Los microservicios y los contenedores: las nuevas tecnologías


Entre las nuevas tecnologías más comunes para la nube y los servicios están los microservicios y los contenedores. Estas son vistas de forma general como tecnología que puede ofrecer agilidad, flexibilidad y elasticidad para entregar aplicaciones que cumplan con las necesidades de los clientes actuales.


En el caso de la tecnología de microservicios, esta facilita la creación de nuevas aplicaciones que se basan en los nuevos requisitos y expectativas del cliente; y en el caso de los contenedores, son el método más común para emplear los microservicios, ya que ofrecen gran parte de los mismos beneficios, como independencia de plataforma, escalabilidad, aislamiento, eficiencia de recursos y velocidad. Estas herramientas juntas facilitan considerablemente la ejecución de aplicaciones en la nube.

Migrar a estas nuevas tecnologías


Migrar a estas nuevas tecnologías no es una tarea sencilla muchas veces, pero vale la pena. Si se trata de una empresa con muchas aplicaciones, el proceso podría ser más lento ya que deben priorizar aplicaciones o elegir cuándo reestructurar completamente. Puede ocurrir que muchas aplicaciones pasen a entornos de nube más escalables y receptivos sin ningún inconveniente, pero también puede pasar que esto no funcione en todas las aplicaciones que se traten de migrar a la nube, por lo que se requerirían nuevos lenguajes de programación y arquitecturas.


Reconstruir una aplicación en la nube no tiene que ser visto como algo negativo, sino como la posibilidad de mejorar su empresa desde lo interno. ¡De un paso hacia la innovación!



0 vistas
SECCIONES
Portal Distribuidor
© 2019 RG Consulting. Todos los derechos reservados.
WhatsApp-float.png