La facturación electrónica facilita las oportunidades de financiación de la cadena de suministro


El hecho de que la facturación electrónica sea una obligación legal ordenada por el gobierno en muchos países como lo es en Colombia, no significa que esta sea necesariamente algo malo. Todo lo contrario, los fabricantes, empresarios, empleados y demás pueden sacarle provecho a la facturación electrónica para mejorar la eficiencia interna de sus negocios, beneficiarse de la cadena de suministro y mejorar la liquidez.


Todo empresario debe ser consciente de las oportunidades y riesgos de sus cadenas de suministro, ya que se trata de enlaces que representan la fuerza que impulsa el funcionamiento de las empresas, son como su motor. El poder enviar y recibir bienes es algo fundamental ya que lleva los productos al mercado, sin embargo, esto es pasado por alto al restarle importancia al efecto de las cadena de suministro globales y regionales más amplias a las economías locales, especialmente cuando se trata de financiamiento.


Continúe leyendo este artículo y entérese de cómo los empresarios y/o fabricantes pueden sacar provecho capital de las facturas empleando el método electrónico, el cual es una obligación estipulada por los gobiernos en distintos países, cuyo fin es obtener eficiencias internas y beneficiarse de las cadenas de suministro y liquidez de las empresas, mejorando así de forma considerable la eficiencia y la estabilidad de las cadenas de suministro locales.

La situación actual con la facturación electrónica


La facturación electrónica tiene una importante incidencia actualmente en varias regiones del mundo, especialmente en latinoamérica. Muchos gobiernos requieren de los beneficios que esta proporciona a la economía para mejorar las de sus respectivos países, así como la transparencia financiera, por lo que la estandarización de la misma es más visible en América Latina por estos días, a pesar de que esta tiene lugar en distintos continentes.


Quien dio el primer paso en América Latina, o al menos de forma legal, fue Brasil al lanzar un movimiento de facturación electrónica en 2007 y a partir de allí varios son los países que se han sumado implementando una regulación similar para masificar la facturación electrónica. Otros países que se han sumado con requisitos como los de los países latinoamericanos con Vietnam y Turquía, y países Europeos que han introducido la facturación electrónica pero en un contexto B2G (de empresas a gobierno). Todo este movimiento se debe, en parte, a los ingresos tributarios obtenidos por la facturación electrónica, por lo que es totalmente natural la espera de que sean más las naciones las que se sumen a esta nueva forma de facturar.


La oportunidad que esta representa


En los países que deben facturar obligatoriamente en modalidad electrónica de empresa a empresa, como lo son la mayoría de los países latinoamericanos, todos los proveedores deben usar un formato estándar estipulado por el gobierno, el cual suele ser el XML. La facturación electrónica representa una mejora considerable en el proceso que implica el facturar electrónicamente, y los gobiernos se está dando cuenta de esto, donde ven ahorros en el proceso y un incremento de la productividad de los empleados.


Sin embargo, estas no son las únicas mejoras que ofrece la estandarización de las facturas en los países. Esta acelera también la adopción del financiamiento de las cadenas de suministro y con esto, las empresas pueden fortalecer su flujo de caja. Los beneficios son bidireccionales con la facturación electrónica, esta beneficia a ambas partes involucradas en la la transacción comercial.


Sin duda alguna, la facturación electrónica representa múltiples oportunidades para para todo. Continúe leyendo más sobre la misma en los distintos artículos publicados en nuestro blog e impleméntela en su negocio. ¡No se arrepentirá!


0 vistas
SECCIONES
Portal Distribuidor
© 2019 RG Consulting. Todos los derechos reservados.
WhatsApp-float.png