Las mejores prácticas para la contabilidad entre empresas


La gestión contable de las empresas es un proceso muy importante que debe ser bien hecho de principio a fin. Un error en este proceso, por mínimo que sea, puede dificultar de forma considerable la preparación de los estados financieros consolidados de la compañía. Evite errores y malas prácticas con los siguientes consejos para la contabilidad de intercompañías, estos le permitirán que su proceso contable sea muy más sencillo y sin mayores problemas o dificultades.

4 Prácticas buenas para gestionar la contabilidad entre empresas


1. El cierre continuo: No hay por qué temerle a los procesos de cierre. Sí, es engorroso y gasta bastante tiempo pero es una práctica necesaria ya que consiste en convertir las tareas de cierre del periodo en actividades diarias durante un período contable. Incluso, los equipos de contabilidad están adoptando más este enfoque cada día debido a que ofrece beneficios importantes.


La actividad de hacer coincidir y conciliar las transacciones comerciales de unas semanas es una tarea agotadora y muy propensa a errores humanos. Esto no está exento de desafíos pero vale la pena probar las ventajas. El difundir tareas estresantes entre empresas como la reconciliación y la eliminación a lo largo de un período contable evitará un aumento terrible de la carga de trabajo a su equipo contable cuando llegue el final del período, lo que debería ser un cambio grato y bienvenido, e incluso agradecido por parte de su equipo laboral.

2. Políticas globales estandarizadas para la gestión de datos: Uno de los mayores problemas que enfrentan gran parte de las empresas es la diversidad de prácticas de informes que son empleados. Cuando las empresas etiquetan sus transacciones de una forma y las subsidiarias lo hacen de otra, el resultado por lo general es un desastre de datos que afectará a su equipo contable que será el que tendrá que lidiar con el mimo; al igual que con los errores de los estados financieros. Por ello, es necesario que su empresa diseñe y ejecute prácticas y políticas estandarizadas que especifiquen y expliquen adecuadamente cada paso de su proceso contable, así como la recopilación, etiquetado y almacenamiento de información transaccional. Con esto sus equipos contables se organizarán mejor y podrán presentar sus informes financieros eficientemente y con menos errores.

3. Un equipo central de contabilidad intercompañía: Una forma en que puede mejorar también su contabilidad de intercompañías, es estableciendo un equipo interfuncional cuyos miembros provienen de distintas funciones en su empresa: cumplimiento, finanzas, tesorería, entre otros. Este grupo debe tener presente todas las transacciones en la cadena vertical de operaciones así como también poder determinar cómo se ingresa la información en la base de datos central.


El trabajo en equipo y el conocimiento de las tareas de las empresas es fundamental por parte de todos.

4. Softwares especializados de reconciliación y eliminación: Las empresas requieren de una herramienta especializada para una reconciliación y eliminación más rápida entre empresas. No se trata de un artículo de lujos, sino de una inversión que amortizará muchas veces en tiempo y esfuerzo ahorrados. Existen softwares de un solo propósito y paquetes de gestión del rendimiento empresarial que viene con estas funciones de eliminación y reconciliación.


Los buenos hábitos forman buenas bases para las empresas, y con ello, su éxito. ¡Póngalas en práctica!


0 vistas
SECCIONES
Portal Distribuidor
© 2019 RG Consulting. Todos los derechos reservados.
WhatsApp-float.png