Por qué los líderes de finanzas no deben esperar para implementar la facturación electrónica


En un ambiente donde los empresarios y los vendedores hacen negocios sin facturas en papel, sino electrónicamente, ocurren cosas como: menos posibilidades de que las facturas se pierdan o retrasen por el correo, si tiene la certeza de que los compradores recibieron la factura, no hay necesidad de que los compradores ingresen los datos de la factura, no hay necesidad de seguir aprobadores de facturas, no hay correos electrónicos de ida y vuelta y mucho menos llamadas telefónicas para resolver excepciones, no se codifica el libro mayor físicamente, no hay necesidad de ingresar datos de facturas aprobadas en su aplicación, no hay que almacenar las facturas procesadas en archivadores y cajas de cartón físicos, ¡y mucho más!


Si estos motivos aún no son suficiente para considerar que los líderes de finanzas deben implementar la facturación electrónica cuanto antes, entonces continúe leyendo este artículo y comprenda por qué sí deberían hacerlo.

Lo que promete la facturación electrónica


Por las características de la facturación electrónica, esta sin duda alguna promete beneficios innumerables para todas las partes involucradas en el proceso de la misma, desde su creación hasta su almacenamiento. Sin embargo, en términos generales, esta promete mayor productividad, eficiencia, cumplimiento de la ley, actividad sustentable y menor riesgo de fraudes y estafas.

Lo que es la facturación electrónica


Aunque pueda parecer una definición obvia, no lo es. La facturación electrónica es la creación, expedición, recibimiento y almacenamiento electrónico de las facturas en su definición más básica. Sin embargo, esta abarca mucho más cosas ya que se trabaja con un sistema completo.


Las facturas electrónicas pasan el sistema de facturación de un proveedor al sistema de cuentas por pagar del comprador sin necesidad alguna de ingresar datos. Además, las facturas en papel y demás documentos relacionados que posteriormente son escaneados no son facturas electrónicas y siguen necesitando de un ingreso manual de datos. La facturación electrónica real solo permite formatos EDI y XML basados en máquinas.

Correos electrónicos y papeles por doquier


La facturación y sus documentos relacionados en modalidad de papel o en envío manual vía correo electrónico generan muchos problemas a las empresas, ya que se desperdicia mucho tiempo en tareas de poco valor, errores por el ingreso de datos manual, largos ciclos de aprobación, facturas perdidas, muchas excepciones, sistemas fragmentados, falta de visibilidad financiera, pagos retrasados y muchos más. A diferencia de la facturación electrónica que automatiza estos procesos mejorando así la eficiencia y evitando todos estos errores e inconvenientes.

Si usted desea ser líder en finanzas e impulsar su negocio de la mejor manera posible, adopte este método de facturación y comience los cambios desde la gestión interna de su negocio. ¡No se arrepentirá!


0 vistas
SECCIONES
Portal Distribuidor
© 2019 RG Consulting. Todos los derechos reservados.
WhatsApp-float.png