¿Qué es una cadena de valor y quién la usa?



Es cada una de las actividades que tienen lugar dentro de una empresa, cuyo propósito es entregar un producto o servicio valioso a su mercado. Es usada por analistas de negocios, gerentes de proyecto y administradores para evaluar qué acciones ofrecen las mejores oportunidades de maximizar la rentabilidad y lograr una ventaja competitiva.

Las actividades involucradas en la cadena de valor de una empresa incluyen el diseño, la producción, la comercialización y la distribución de un producto o servicio, así como el servicio postventa.


El término se refiere a todo lo que un negocio atraviesa para llevar un bien o servicio desde la concepción hasta la entrega, y para mantener la lealtad del cliente. Si una empresa produce bienes, su cadena de valor comienza con las materias primas que utiliza para fabricar sus productos, además de todo lo que se le agrega antes de que los consumidores lo compren.


Pasar por la cadena de actividades de una empresa agregará considerablemente más valor al producto o servicio que la suma del costo agregado a estas actividades.


Origen de la "cadena de valor"


El concepto se origina en la gestión empresarial y fue inicialmente descrito y popularizado por Michael Porter en su éxito de ventas "Ventaja competitiva: crear y mantener un rendimiento superior", publicado en 1985.


Michael Porter, profesor de la Universidad Bishop William Lawrence en la Harvard Business School, es un académico estadounidense famoso en todo el mundo por sus teorías sobre la estrategia comercial, la economía y las causas sociales.


La gestión de la cadena de valor es el proceso de organizar todas esas actividades. Su objetivo es asegurarse de que, dentro de cada etapa, los responsables se relacionen entre sí, de modo que su producto se entregue a los clientes lo más rápido y sin problemas posible.

Según BusinessDictionary.com, la cadena de valor es:


"Actividades de valor agregado interconectadas que convierten entradas en salidas que, a su vez, se suman al resultado final y ayudan a crear una ventaja competitiva".


Actividades primarias de la cadena de valor


La mayoría de las organizaciones están involucradas en cientos y quizás miles de actividades en el proceso de conversión de materias primas en productos terminados (insumos). Estas actividades pueden clasificarse generalmente como primarias o de apoyo.

Hay cinco actividades principales para agregar valor y construir una ventaja competitiva. Son:


- Logística de entrada: toda la recepción, almacenamiento y gestión de inventario de materias primas listas para el proceso de producción.

- Operaciones: todos los esfuerzos necesarios para convertir las materias primas en un bien o servicio terminado.

- Logística de salida: se produce después de finalizar todas las operaciones y el producto final está listo para el consumidor, incluidas las actividades necesarias para entregar el producto o servicio al usuario final.

- Marketing y ventas: incluye las estrategias utilizadas para persuadir a los consumidores potenciales a comprar un producto o servicio.

- Servicios: las actividades que ayudan a crear una mejor experiencia del cliente, como la reparación y los servicios al cliente.


Entonces, la cadena de valor va desde la compra inicial de materias primas y luego la fabricación de un producto, hasta su comercialización en el mercado, lista para ser comprada por los consumidores. Todas las actividades de valor agregado en la cadena se encuentran interconectadas y están diseñadas para hacer el mejor producto o servicio posible, dando así a la empresa comercial una ventaja competitiva en el mercado.

0 vistas
SECCIONES
Portal Distribuidor
© 2019 RG Consulting. Todos los derechos reservados.
WhatsApp-float.png